Nueva imagen de Iberia

Ya hace semanas que se presentó la nueva imagen y logotipo pero en esta ocasión se bautizaba el primer avión que muestra esta nueva imagen.

A pesar de que la noticia debería ser la presentación de este avión con la imagen de la #nuevaiberia a mi me gustaría destacar otros aspectos que gracias a esta presentación he tenido la oportunidad de experimentar.

Hacía años que no volaba con ellos (un triste vuelo hace un par de semanas en un Iberia Express a Bilbao para no mentir, pero nada más en años). Supongo que alimentado por mi carácter de ex-Spanair y porque ahora tengo docenas de amigos en Air Europa, mis afinidades han sido siempre otras.

Hace unos días me contactaron desde la cuenta de Twitter de @iberia para invitarme a este acto y como no era la primera vez que nos comunicábamos y ya tenía ganas de ponerles cara decidí aceptar la invitación y la experiencia ha resultado ser una sorpresa en más de un aspecto.

Servicio Business de verdad! Digo esto porque últimamente he volado algún trayecto doméstico en Business con otras compañías y si bien es cierto que ofrecen un servicio superior al que ofrecen en turista, yo echaba de menos el servicio Business de hace años y con los vuelos de ayer he vuelto a sentir esa experiencia.
Personal amable, dispuesto, sonriente (sonreír, algo tan básico, barato y sencillo y que a pesar de ello, últimamente está tan complicado de ver) y un servicio de catering como hacia tiempo que no me encontraba (insisto, era un vuelo doméstico).

Salas VIP de verdad! Con las salas VIP últimamente pasaba lo mismo que lo que cuento arriba del servicio Business, eran “Salas VIP de todo a cien”… Llenas hasta la bandera, con cuatro refrescos y sin snacks, con cuatro galletitas.
Las salas VIP de Iberia son grandes, sin aglomeraciones (no se sí esto se debe a la crisis y a la subida de tarifas, es probable, pero en cualquier caso el beneficio está ahí) y con una oferta buenísima de bebidas y picoteo.

Si además a esto sumamos que el trato por parte de la gente del equipo de Twitter ha sido genial, obtenemos una experiencia más que grata y que , para que negarlo, nunca habría esperado vivir con Iberia.

En definitiva, gracias a la buena gestión de redes sociales que hace Tinkle para Iberia, han conseguido que la percepción que algunos teníamos de la compañía cambie por completo. Un trabajo nada fácil y que con paciencia y mucha constancia han conseguido las personas que gestionan la cuenta de Twitter en mi, un cliente de aerolínea (por suerte o por desgracia vuelo mucho) que además de ser un animal de costumbres es dificilísimo de mover porque tiene muchos pedazos de su corazón entregados a personas de Air Europa y antes de Spanair.